martes, 12 de mayo de 2009

"Hablamos de entender una oración en el sentido en que ésta puede ser sustituida por otra que diga lo mismo; pero también en el sentido en que no pueda ser sustituida por ninguna otra. (Como tampoco un tema musical se puede sustituir por otro.)
En el primer caso es el pensamiento de la proposición lo que es común a diversas proposiciones; en el segundo, se trata de algo que sólo esas palabras, en esa posición, pueden expresar. (Entender un poema.)"
Ludwig Wittgenstein, Investigaciones filosóficas

2 comentarios:

Sergio dijo...

Espléndido apunte.

Saludos.

Sierra dijo...

Justamente, me obsesiona este parágrafo de las IF. En las lecciones de estética dice también una cosa interesante, no sé si las conocerá: dice que una obra de arte no puede ser sustituida por su efecto. Si pudiésemos tomar una pastilla que nos produjese el mismo efecto que una obra de arte particular, ¿podríamos con eso prescindir de la obra? ¡Claro que no!

Me ha gustado bastante este blog, al hojearlo. Entradas cortas, acertivas. Si recuerdo cómo llegué, trataré de revisitarlo.

Saludos.