martes, 20 de enero de 2009

Palabras de Edmond Jabès


Hablar de sí mismo es siempre avergonzar a la poesía.
***
Sólo el lector es real.
***
La frase muere nada más terminada. Las palabras la sobreviven.
***
Cuando los hombres se pongan de acuerdo sobre el sentido de cada palabra, la poesía no tendrá ya razón de ser.
***
Una amistad no es quizá sino un intercambio de léxico.
***
Dócil a la voluntad del escritor, la imagen accede en ocasiones a un matrimonio de conveniencia. Durante toda su vida, esperará del lector el divorcio.


(traducción de J.L.G.T)


Les mots tracent

1 comentario:

ana dijo...

Hablar de sí mismo es siempre avergonzar a la poesía.

coincido absolutamente.