miércoles, 8 de septiembre de 2010

Escribir



El peligro de la facilidad de la escritura: las palabras sin peso, el exceso de oficio, la retórica como inercia, la verborrea camuflada de estilo.

El peligro de la dificultad de la escritura: los párrafos forzados, la letra muerta del poema, la reacción histérica ante el propio silencio que se resuelve en forzados ejercicios de estilo.

1 comentario:

Andrea BR dijo...

Llevo muchas noches, esperando leer tanta lucidez condensada en apenas un puño de palabras.

Agradecida por haber tropezado contigo.

Un abrazo,

A.