viernes, 21 de mayo de 2010

GOD EXPLAINS SPACE TO HIS ANGELS



DIOS EXPLICA EL ESPACIO A SUS ÁNGELES

Tendréis que ir muy despacio.
De verdad, muy, muy despacio, como desplazarse
una pulgada y media (lo llaman
distancia) en ochocientos millones de años (lo llaman
tiempo). Tendréis
que distinguir entre aquí y allí -sí, sí,
ya sabemos todos que sólo
existe el aquí y el ahora,
pero tendréis que aprender
a ver como ellos - con todo
reducido a tres dimensiones.
Lo da
el exiliarse en un cuerpo
mortal, ¿entendéis?, lo que no debe tomarse
como una completa maldición, ni mucho menos.
El universo no es sino
el mobiliario desechable de una mente
atrapada en sus propias
metáforas, que blande
una regla bajo
nuestro cielo infinito.

Necesitáreis alas.



GOD EXPLAINS SPACE TO HIS ANGELS

You'll have to slow down.

I mean, very, very slow, like travelling
an inch and a half (they call
it distance) in eight hundred
million years (they call
it time). You'll have
to distinguish between here
and there - yes, yes,
we all know there's only
the here and now,
but you'll have to see
it their way - with everything
reduced to three dimensions.
It comes with being
exiled in a mortal
body, you see, which is not
entirely a curse, I assure
you. Space is the disposable
furniture of a mind
enmeshed in its own
metaphors, brandishing
a meter stick under
our immeasurable sky.

You'll need wings.




Sid Gómez Hildawa (poeta filipino, 1962-2008)


Traducción de Juan José Sanz del Álamo, Clarisse Lubkan y José María Fons Guardiola publicada en la revista Perro berde, Manila, junio-diciembre 2009.

4 comentarios:

Mario Domínguez Parra dijo...

Impresionante poema, tanto el original como su traducción.

José Luis Gómez Toré dijo...

Me alegra que te guste... Es una pena, pero Sid Hildawa es prácticamente un desconocido fuera de Filipinas... yo lo descubrí gracias a la revista Perro Berde, del Instituto Cervantes de Manila.

Alfredo J. Ramos dijo...

Suscribo la impresión: excelente poema, la traducción está a su altura. Lo del "universo [Space en el original] no es sino / el mobiliario desechable de una mente / atrapada en sus propias / metáforas..." es para guardarlo en la memoria. Sid Hildawa es para mí una completa novedad (¡y creíamos que Gil de Biedma nos ponía al tanto...!) Gracias por ponerlo a nuestro alcance.

Rafael-José Díaz dijo...

Un poema realmente estremecedor, querido José Luis. Gracias por compartirlo. Un abrazo.