sábado, 27 de noviembre de 2010

Lenguaje poético

Curiosa apreciación de una alumna de segundo de la ESO, que me comenta una compañera. A la pregunta de la profesora de por qué un poema de Gerardo Diego, que se acababa de leer en la clase, era un texto literario, la alumna responde: "Porque las palabras están tuneadas".

5 comentarios:

Juan Manuel Macías dijo...

Asombroso. Y sin embargo, parece una curiosa variante de aquella desautomatización del lenguaje que quería Jakobson para la poesía. El poeta, de alguna forma, "altera" el lenguaje que viene fabricado de serie.

ana dijo...

Es genial

Jordi Doce dijo...

Fantástico, José Luis. Creo que deberías abrir una sección de este blog con un anecdotario "escolar"... Comienzas a tener material.

Abrazo

José Luis Gómez Toré dijo...

Tienes razón, Juan Manuel. Estoy de acuerdo contigo en que, más allá de lo divertido de la respuesta, esta alumna ha intuido lo que tiene el lenguaje literario de desvío y, sobre todo, de voluntad de transformar en algo propio el lenguaje estereotipado, "fabricado de serie". Muchas gracias, Ana y Jordi, por vuestros comentarios (tendré en cuenta tu propuesta, Jordi).

Ángel Cerviño dijo...

La chica intuyó magníficamente, con un golpe de vista deliciosamente callejero, el mecanismo de la creación literaria: lo propio ha de pasar el tamiz de la convención, lo opaco-rígido ha de dar cuenta de lo inestable-transparente, luego pues el instrumento ha de ser modificado, forzado, casi destruido, en cada nuevo uso.
¿Me pregunto qué pensaría la alumna si llegara a leer la entrada y los comentarios que ha provocado?